Cómo estudiar con tarjetas o Flashcards

¿Qué son las tarjetas de estudio o flashcards?

Las flashcards son tarjetas para estudiar en las que por una cara se escribe una pregunta (o concepto) y por la otra cara la respuesta (o desarrollo del punto)

Este método consiste en crear tus propias tarjetas para hacer que el estudio sea más activo, entretenido y creativo. Te ayuda a sintetizar y memorizar. También es una opción estupenda para hacer los repasos.

Las ventajas de utilizar tarjetas para estudiar con: mientras las creas estás memorizando, se trata de un método de estudio activo y por tanto favorece la retención. Además, como utiliza elementos visuales, facilita la retención de información. Por último, resulta entretenido y es una forma de mantenerse trabajando cuando estés cansado o saturado.

Cómo hacer tus tarjetas de estudio o flashcards

Es totalmente recomendable que las hagas tú mismo porque funcionan mucho mejor que si ya te las dan hechas o usas las de un amigo. Pasa lo mismo que con los mapas mentales o esquemas, el trabajo previo que haces creando tu propia material siempre cuenta. Además, las adaptas a ti,  a tu forma de memorizar y con tus propias palabras y expresiones.

Puedes hacerlas en papel, cartulina o digitales, a través de algunas apps o programas como GoConqr o Flashcard Machine.

Aquí te dejo algunos consejos para hacer tus tarjetas:

  • Utiliza tarjetas ni demasiado pequeñas ni demasiado grandes. Lo ideal es que puedas llevarlas en los bolsillos, o en la cartera. Así te las puedes llevar a cualquier parte y puedes aprovechar para repasar mientras estás esperando en algún sitio o vas en transporte público.
  • Utiliza una ficha por concepto o pregunta: cuando más desgranado tengas un tema más fácil te resultará. En vez de hacer en cada tarjeta una lista de conceptos que memorizar con sus descripciones, utiliza cada una de ellas para un solo concepto/pregunta y al reverso desarrolla o responde de forma concreta. Esto también te ayudará a comprender y memorizar mejor.
  • Utiliza colores y ve cambiando de letra: lo importante es que cada tarjeta sea lo más singular posible. Así serán más reconocibles que si las creas todas iguales. Cuanto más llamen la atención a tu cerebro más útiles serán.
  • Utiliza dibujos: ocurre lo mismo que con los colores y los cambios de letra, mantienen a tu cerebro entretenido y llaman la atención. Lo mejor es que los dibujos se relacionen con el concepto de la tarjeta. No te preocupes, no es necesario que hagas obras de arte, con unos garabatos y unos símbolos que te ayuden a recordar será suficiente.

Si te ha gustado este método de estudio espero que lo pongas a prueba y disfrutes creando tus tarjetas, verás cómo consigues resultados. Si te interesa aprender más sobre otras técnicas para estudiar mejor en menos tiempo, en Academia Teresa estaremos encantados de ayudarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *